unportal
  • Imprimir

FP dual

182 centros ofertan más de 420 CFGS en alternancia con la empresa

 

Un total de 182 centros educativos catalanes imparten 429 CFGS en alternancia dual, una modalidad que permite a los estudiantes compaginar sus aprendizajes en el centro con una estancia de prácticas remuneradas en la empresa.

Informática y comunicaciones es la familia profesional donde hay más ciclos de FP dual, seguida de las de Administración y gestión, Comercio y márketing, Electricidad y electrónica, Servicios socioculturales y a la comunidad y Fabricación mecánica.

Se pueden cursar ciclos de grado superior de esta modalidad en 88 ciudades catalanas. Donde se oferecen más ciclos en dual es en Barcelona, Tarragona, Terrassa, L'Hospitalet de Llobregat, Lleida y Granollers.

En el mapa se pueden localizar los centros que imparten CFGS en modalidad dual.



¿Qué se puede cursar en FP dual?


Los ciclos con más oferta dual son Administración y finanzas (se imparte en 51 centros); Automatización y robótica industrial y Educación infantil (24 centros); y Desarrollo de aplicaciones multiplataforma y Desarrollo de aplicaciones web (22 centros).

Los siguen Mecatrónica industrial (20); Administración de sistemas informáticos en red, que se oferta en 17 centros; y Gestión de ventas y espacios comerciales, en 16.

¿Dónde se puede cursar?


En 88 ciudades hay centros que programan ciclos superiores de FP dual. En Barcelona hay una oferta de 101 ciclos; en Tarragona, de 19; en Terrassa y en L'Hospitalet de Llobregat, de 17; en Lleida, de 16; en Granollers, de 14; y en Mataró, de 13.

Sabadell oferta 11 ciclos en modalidad dual, Cornellà de Llobregat y Girona ofrecen 9 estudios y Badalona, Valls y Vic, 8.

¿Qué es la FP dual?


El rasgo más relevante de la FP dual, un proyecto inspirado en el modelo alemán que también han puesto en práctica otros países europeos, es que el alumno combina la formación que recibe en su centro educativo con un periodo de formación remunerado en una empresa, que se formaliza a través de un contrato laboral o una beca.

El periodo de permanencia en la empresa computa como lectivo, formando parte del número de horas de las que consta el ciclo.

La idea es que las empresas puedan formar futuros profesionales a medida de sus necesidades, recuperando así la figura del aprendiz, y que los estudiantes, además de recibir una retribución mientras se forman en la empresa a cambio de su contribución productiva, acaben trabajando en ella.

Caraterísticas de la formación


El proceso de aprendizaje en la empresa se consensúa con el centro educativo y supone, como mínimo, un tercio de los contenidos formativos del ciclo.

La modalidad de contrato laboral más utilizada es la de formación y aprendizaje, con una jornada de 40 horas semanales (que incluye la formación realizada en el centro educativo).

El seguimiento de todo el proceso corre a cargo de los tutores de empresa y del centro, que deben garantizar el cumplimiento de los acuerdos.

La retribución


No hay una retribución fija, sino que se pacta en cada caso según la normativa. La referencia mínima es el salario mínimo interprofesional, del que se percibe la parte proporcional al número de horas trabajadas.

En caso de que el convenio se formalice a través de una beca de formación, el estudiante recibe una gratificación en concepto de ayuda y como compensación por los gastos de transporte y manutención. A diferencia del contrato, la beca de formación no implica una relación laboral con la empresa.