unportal
  • Imprimir

FP dual

Más de 200 centros impartirán ciclos superiores en dual el 2019-2010

 

El curso 2019-2020 un total de 212 centros educativos catalanes impartiran 537 CFGS en alternancia dual, una modalidad que permite a los estudiantes compaginar sus aprendizajes en el centro con una estancia de prácticas remuneradas en la empresa y que el próximo curso vivirá un salto exponencial con un incremento notable de la oferta.

Informática y comunicaciones sigue siendo la familia profesional donde hay más ciclos de FP dual, seguida de las de Administración y gestión, Comercio y márketing, Servicios socioculturales y a la comunidad, , Electricidad y electrónica y Fabricación mecánica. 92 ciudades catalanas ofrecerán ciclos de grado superior en esta modalidad.

En el mapa se pueden localizar los centros que impartirán CFGS en modalidad dual el próximo curso.



¿Qué se puede cursar y dónde?


El próximo curso los ciclos con más oferta dual serán Administración y finanzas (se impartirá en 63 centros); Educación infantil (30 centros); Desarrollo de aplicaciones multiplataforma (27), Desarrollo de aplicaciones web (25) y Automatización y robótica industrial y Mecatrónica industrial (24 centros en cada caso).

De las 92 ciudades dónde se impartirán ciclos superiores en dual, en Barcelona habrá una oferta de 134; en Terrassa, de 27; en L'Hospitalet de Llobregat, de 24; en Tarragona, de 22 y en Granollers, de 18. Girona, Lleida y Mataró ofrecerán 15 ciclos en esta modalidad; Sabadell, Manresa y Vic, 11, y Cornellà de Llobregat y Reus, 10.

¿Qué es la FP dual?


El rasgo más relevante de la FP dual, un proyecto inspirado en el modelo alemán que también han puesto en práctica otros países europeos, es que el alumno combina la formación que recibe en su centro educativo con un periodo de formación remunerado en una empresa, que se formaliza a través de un contrato laboral o una beca.

El periodo de permanencia en la empresa computa como lectivo, formando parte del número de horas de las que consta el ciclo.

La idea es que las empresas puedan formar futuros profesionales a medida de sus necesidades, recuperando así la figura del aprendiz, y que los estudiantes, además de recibir una retribución mientras se forman en la empresa a cambio de su contribución productiva, acaben trabajando en ella.